Descubro que el mar me quiere

Ángela Posada-Swafford*

*Corresponsal de El Tiempo, DIMAR y la Armada en la I Expedición Antártica Colombiana

_DSC9283

Uno diría que un crucero de tres meses dará tiempo de relajarse y recogerse, de observar las cosas y acodarse en cubierta a ver el mar…Y bien, ha pasado casi un mes y yo no he tenido una actividad febril dentro –y fuera- del ARC 20 de Julio. Los últimos 25 días han sido un preámbulo genial al cruce antártico, y ahora me encuentro escribiendo febrilmente desde un café internet en Punta Arenas. Mañana zarpamos a las 8 de la mañana.

He descubierto que el mar me quiere. No sé lo que es el mareo –ni de mar, ni de tierra-. Todo me gusta. Me gusta mi litera, me gusta la gente abordo, me gusta la comida, me gusta el buque (cuya habitabilidad es espectacular), me gusta sentir el vaivén de las olas, no importa lo fuerte que es.

Quizás es porque la motivación es fuerte, la misión es urgente y la responsabilidad que tengo encima, grande. No duermo mucho, poco tiempo he tenido de hacer turismo en los puertos porque mi trabajo consiste en buscar la información, hacer las entrevistas, tomar fotos o video cuando es pertinente, para complementar el estupendo trabajo del grupo de comunicaciones de abordo, bajar la info, leer mas, y sentarme a escribir los artículos.

Ando pegada al computador y a los cafés internet. Pero, ¿cómo no hacerlo? Muchos marinos han venido a mí con una sonrisa para mostrarme los mensajes que les mandan las novias, esposas, hermanas, familias por el whats app. Son mensajes donde les dicen que de no ser por estos blogs, sabrían mucho menos acerca de la expedición, y de sus familiares a bordo.

Tengo en mente hacer blogs sobre la historia de la exploración antártica, especialmente sobre la odisea de Ernest Shackleton, que estaba emproblemado por estas mismas latitudes hace exactamente 100 años…y el rol de Chile en su salvamento, algo que poco se menciona.

También tocaré la parte médica de la expedición, la cocina, los dos simpáticos piloto y copiloto de nuestro Bell 412, las operaciones del buque, y por supuesto, cada una de las líneas de investigación por separado. Es tanta la gente con la cual hablar (no siempre es fácil, están de guardia, o durmiendo) que a veces pienso que no me va a alcanzar el crucero.

Voy a compartir con los lectores información interesante sobre el hielo, sobre pingüinos y sobre geología antártica. Y claro, sobre los programas antárticos de los países cuyas bases vayamos visitando.

Y sé que cuando comencemos a regresar del Continente Blanco si buscaré tiempo para recogerme y meditar y leer material de trasfondo para escribir un par de artículos de peso.

Mientras tanto, me despido hasta que volvamos a tener Internet, después del 15 de enero. He enviado muchas fotos a EL Tiempo, que espero vayan saliendo poco a poco. Tengo otras en mi página de Facebook (angelaposadaswafford). Y lo hago con esta foto que tomó esta mañana nuestro equipo de comunicaciones estratégicas a bordo, de los buzos de la Armada colombianos siendo entrenados por su contraparte chilena en el arte del traje seco para sumergirse en aguas frías. Su trabajo en la Antártida consistirá en revisar el casco por debajo.

¡Y eso está muy bien!

Anuncios

Un comentario en “Descubro que el mar me quiere

  1. Gracias por estos artículos, somos muchos los que en Colombia estamos pendientes minuto a minuto de todos ustedes.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s