Lo que sigue

Angela Posada-Swafford

IMG_5418

Apenas ha pasado una semana desde que el ARC 20 de Julio atracó en el hermoso Muelle de Los Pegasos, en plena Ciudad Heróica, terminando feliz y nostálgicamente este viaje increíble, y tan importante como histórico para el país. Fue un privilegio enorme para mí, el haber tenido la oportunidad de escribir todas estas crónicas, y espero que el interés de la gente en la gestión colombiana antártica no se derrita con el calor del trópico.

Porque ahora es que comienza lo bueno. Básicamente lo que hicimos fue ir a recoger información y abrir una primera puerta a las oportunidades polares. Ahora hay que hacer varias cosas al mismo tiempo. Por un lado, los investigadores deben procesar la información. Eso no es tan sencillo, es decir, toma tiempo. Por ejemplo, los oceanógrafos. Ellos tienen mucha data “en crudo”. Cada vez que bajaban sus instrumentos al agua, obtenían muchas señales electrónicas, que ahora tienen que “masajearse”, compararse y clasificarse para convertirse en números, que den sentido.

El análisis genético de la piel de las ballenas debe entrarse a una base de datos donde se pueda comparar con aquella de otras que ya se han obtenido, y que se seguirán obteniendo, del Pacífico colombiano. Los laboratorios genéticos son cada día más sofisticados, pero los procesos deben ser cuidadosos y tienen múltiples pasos.

Quizás uno de los productos más rápidamente visibles son las cartas náuticas. Yo personalmente quedé impresionada de ver, tan pronto como llegamos a Cartagena, a un hidrógrafo del Centro de Investigaciones Oceanográficas e Hidrográficas, CIOH, subirse al buque con el tubo de la carta náutica que hicimos en Gerlache. La carta está aún en proceso, es algo preliminar. Pero es definitivamente un producto tangible que se le pudo entregar al Comandante de la Armada Almirante Hernando Wills.

A la par que los investigadores trabajan, hay que programar la participación de Colombia en las próximas reuniones del Sistema del Tratado Antártico. No sólo para mostrar lo que hicimos, sino para mostrar seriedad en nuestros objetivos de llegar a ser Miembros Consultivos. Y también, hay que trabajar en la Agenda Antártica, nuestra sólida guía y el camino para llegar a donde queremos con una arquitectura de pasos que van incrementando en complejidad.

Está muy bien hecha esta agenda. Es un plan de vuelo a varias décadas. Exactamente lo mismo que hace la NASA. Por ejemplo, el Programa Lunar. Este ambicioso plan comenzó años antes, con pasitos de bebé. Primero, Las misiones de astronautas solitarios. Después, en parejas. Luego en tríos. Primero, una cápsula pequeña. Luego, aprender a acoplar una nave con la otra en el espacio. Después, hacer maniobras unidas, etc.etc. hasta finalizar con el grandioso plan de alunizar.

Así se planean hoy en día las próximas misiones a Marte. Lo que pasa es que la gente no se dará cuenta de todo lo que pasa, sino hasta que hemos llegado ya a Marte.

La arquitectura antártica colombiana es igual. Primero, firmamos el Tratado Antártico; luego, mandamos a un par de investigadores en otros buque, por allá en los años 80. Ahora mandamos al buque en su primera expedición. Después, mandaremos un avión de la FAC cada año, con más investigadores a trabajar en bases internacionales, y a hacer reconocimientos del terreno para una futura estación de investigaciones.

Cada año alternaremos el avión con un buque. Ese buque será también una plataforma de relaciones internacionales, porque todo en la Antártida es internacional. Entones invitaremos a varios investigadores fuertes de varios países a unirse a nuestras expediciones. Esto nos pondrá en las grandes ligas de la ciencia, nos abrirá camino en los corredores del Tratado Antártico, y nos dará nuevos amigos porque a diferencia de lo que muchos piensan, no todos estos países antárticos tienen buques de investigaciones a su disposición. Tienen barcos de aprovisionamiento que los dejan en tierra y se van, para volver a recogerlos al final de la temporada de trabajo.

Eventualmente tendremos una estación. Pero el buque es clave porque es una cosa movible. Da a los científicos la oportunidad de recoger sus muestras e información en varios lugares, en vez de estar anclados a una estación sobre el hielo. Ambas cosas son necesarias. Pero en el orden de cosas, hay que empezar con el buque.

Desde ya se les está haciendo un llamado a las universidades e institutos de investigación en Colombia, para que sometan sus proyectos a la Comisión Colombiana del Océano. Para que piensen, no solo en los de finales de 2015, sino en años venideros. Hay que pensar en hacer ciencia global, que aporte, y meterse en proyectos ambiciosos y grandes, con muchas aristas, de manera de poder colaborar con los investigadores “duros” mundiales en ciencia antártica, y vincular nuestros nombres a esos “papers” que son los que aparecen en las grandes revistas indexadas como Nature o Science.

Hemos además de comenzar a desarrollar tecnologías “made in Colombia” para las próximas expediciones. Por ejemplo, robots submarinos (AUVs) que se puedan desplegar del buque para que vayan a tomar datos constantemente. Sistemas de telemetría, comunicaciones, todas esas herramientas de la exploración, y de la exploración antártica, que se traducirán en patentes, beneficios de nosotros para nosotros.

Entonces, lo que hay es mucho por hacer.

Anuncios

2 comentarios en “Lo que sigue

  1. Fascinante.

    Me gusta

  2. Tomas Vargas Vidal

    Felicitaciones a este gran equipo de nuestras Fuerzas Militares por su interés en aportar a la generación de conocimiento científico, eso indica que a pesar de la desafortunada guerra que vive nuestro país hay otros horizontes por explorar.

    Soy Soldado Profesional del Ejercito Nacional a punto de graduarme como Ingeniero Ambiental, esta es una oportunidad única para todo aquel que ama las ciencias ambientales, poder contribuir a la ampliación de conocimientos relacionados con la problemática de cambio climático y sus efectos sobre la biosfera.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s